Las oportunidades vienen desde dentro

Tener un trabajo no solo consiste en realizar las tareas sobre las que tenemos responsabilidad si no hacerlo de manera satisfactoria y sin bajar la guardia. Nunca se sabe el tiempo que estaremos en ese puesto, quizá lo perdamos o quizá surjan nuevas oportunidades laborales. No importa lo cómodos que estemos, jamás hay que “dormirse en los laureles” ante un posible cambio, y por eso es conveniente tener en cuenta algunos errores que no debemos cometer en estas situaciones de nuestra carrera profesional.

 

Errores en la carrera profesional

 

Tener un mal comportamiento con un exempleador: esto puede suponer perder futuras oportunidades ya que esta persona que alguna vez nos tuvo en sus filas puede recomendarnos para otros trabajos. Pero esto es extensivo a todas las relaciones interpersonales. Mucho cuidado con cómo nos referimos a los que fueron nuestros compañeros.

Dejar de formarse profesionalmente: la formación continua es imprescindible para no quedarse atrás, obsoletos y sin conocer las novedades del sector en el que nos movemos. Futuros nuevos proyectos pueden depender de esto y es necesario plantearse con frecuencia nuevos retos y adquirir capacidades válidas en nuestro día a día.

No mantener el curriculum actualizado: no importa que llevemos mucho tiempo en la empresa, en el mismo puesto, nuestro curriculum debe estar al día al igual que el perfil que debemos tener en Linkedin. Está ligado este punto con el anterior, debemos ir actualizando nuestra formación.

No hacer networking: también tiene relación con el anterior punto ya que el hecho de que estemos asentados en la empresa desde hace años no quiere decir que no podamos acudir a eventos y no relacionarnos con gente del sector, incluso de nuestra misma compañía, de otros departamentos. Hay que tener en cuenta que muchas ofertas de trabajo dependen de lo que nos movamos y nos conozcan, por lo tanto a qué esperamos a tejer nuestra red de contactos.

No estar al máximo: no vale con hacer lo mínimo para cumplir objetivos si no estar al máximo y buscar siempre la excelencia en cada tarea. Esto se refiere tanto a las responsabilidades que tengamos como a las relaciones con nuestros compañeros y superiores. El mensaje debe ser claro: siempre se da más de lo que se pide y se puede contar con uno. Las grandes oportunidades pueden llegar cuando menos lo esperamos.

 

Foto: Business Review America Latina

Fuente: Equipos y Talento

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online