Employer Branding, ¿lujo o necesidad?

Construir una imagen fuerte y atractiva a ojos del talento no es ni un lujo, ni una necesidad. El Employer Branding es una obligaciónLas empresas de componen de personas. Personas que producen, que atienden a los clientes; personas que a través de tu trabajo hacen crecer las empresas.

 

Así, es vital saber atraer a los mejores trabajadores y fidelizarlos. Y en esto, el Employer Branding tiene mucho que decir.


Al contrario de lo que podamos pensar debido a la situación del mercado laboral, publicar una oferta de empleo no es la única condición necesaria para tener una multitud de talentosos empleados llamando a tu puerta. Una oferta de empleo atractiva va más allá de un sueldo. Son varios los factores que hacen que una vacante sea el objeto de deseo del talento: la empresa, su reputación, su estilo de gestión, la visión, el ambiente laboral, su cultura corporativa, los beneficios sociales, etc.


¿Qué es exactamente el Employer Branding?

Es la marca aplicada a los Recursos Humanos. Es decir, de la misma manera que una compañía se preocupa por construir una marca que atraiga a sus compradores, debería preocuparse por construir una marca atractiva para sus empleados y futuros empleados. Al fin y al cabo, los trabajadores son el verdadero motor de cualquier compañía y tener la capacidad de atraer a los mejores debería ser una prioridad para todas las empresas.employer branding

El Employer Branding responde a tres cuestiones. ¿Por qué querría alguien formar parte de una empresa? (el atractivo de la marca); ¿Por qué querría un trabajador permanecer siempre en esa empresa? (fidelización) y ¿por qué querría ese trabajador pelear por esa empresa como si fuera la suya propia? (compromiso).


Asimismo, hay tres dimensiones que debemos tener en cuenta cuando hablamos de Employer Branding:

  • La identidad: el proyecto de la marca, su historia, su cultura corporativa. Es decir, aquello que define el ADN de la empresa
  • La imagen, o cómo perciben la marca los agentes externos (futuros candidatos) y los internos (trabajadores y colaboradores)
  • La gestión de las personas: procesos de reclutamiento, integración, planes de desarrollo y formación, salarios, calidad de vida en el trabajo y beneficios sociales


¿Qué es lo importante? Que estas 3 dimensiones sean coherentes entre sí. Todo lo que hagas en el interior de tu empresa se va a reflejar en el exterior. Si la salud de tus recursos humanos es buena, si tus trabajadores son felices en tu empresa, el mejor talento del mercado querrá formar parte de tu proyecto.


Comparte este artículo