El ROI del Employer Branding

¿ROI? ¿Employer Branding? Te lo explicaremos de una manera más sencila, estás realizando esfuerzos e inversión en trabajar la imagen de tu empresa para demostrar a los candidatos que es el lugar ideal en el que trabajar, ¿está dando resultados? ¿Está teniendo retorno esa inversión? Como en cualquier otra estrategia empresarial, también es importante que midas el ROI (Return On Investment), o retorno de la inversión, de tu estrategia de Employer Branding.

Medir el retorno de tu inversión en Employer Branding puede parecer complicado y algo un poco difuso, pero te vamos a dar las claves para que consigas medir si tus esfuerzos y tu estrategia están realmente teniendo un retorno de la inversión.

retorno-inversion-employer-branding

Empezaremos por los errores. Saber lo que no hay que hacer es tan importante (o más) que saber lo que tienes que hacer. Estos son algunos de los errores de deberías evitar a la hora de medir el ROI de tu Employer Branding:

1. Centrarte en métricas que no son importantes. Es vital definir bien los KPIs para saber qué indicadores te ofrecerán el rendimiento real de tu estrategia. ¿Es importante medir el número de visualizaciones de un vídeo? Para el responsable de Marketing on-line sí, para ti que te encargas del Employer Branding, no.

2. Mirar sin analizar. Tener un montón de cifras frente a ti está muy bien, pero si te limitas a mirarlas sin analizarlas y sin entender por qué sucede lo que sucede, no vas a conseguir nada.

3. No establecer relaciones. Debes establecer relaciones entre los esfuerzos que estás realizando y el comportamiento de los candidatos o las cifras económicas que está obteniendo la empresa. ¿Cómo está afectando tu estrategia a aspectos tan importantes para la compañía? Estrechamente vinculado con el punto anterior, analiza y establece vínculos entre tus acciones y los cambios en los aspectos clave del negocio.

Y, ¿cuáles son las métricas más importantes para poder calcular el ROI de tu Employer Branding?

Atracción de talento cualificado. Los candidatos que se inscriben a tus ofertas, ¿están cualificados para el puesto que ofreces?

Canales. ¿A través de qué canales recibes las candidaturas? Una empresa que trabaja bien su Employer Branding recibe las candidaturas a través de sus propios canales, como puede ser su portal de empleo o sus redes sociales. ¿Por qué? Porque si has diseñado una buena estrategia de Inbound Recruiting, será tu marca la que atraiga al mejor talento y no tendrás que salir a buscarlo. Serán los propios candidatos los que entren a tu web para solicitar formar parte de tu equipo. Esto, a su vez, tiene un impacto directo en los costes de contratación. Mídelos y compáralos.

Duración del proceso de selección. Una buena estrategia de Employer Branding acortará tus tiempos de selección de candidatos. ¿Por qué? Porque estarás atrayendo al talento cualificado y esto hará que los procesos se aceleren. Si tus tiempos de contratación se han reducido, estás por el buen camino.

Retención. Atraer al talento adecuado, cualificado para el puesto y que encaja con la cultura corporativa se traduce directamente en un mayor compromiso del trabajador y, por lo tanto, en un descenso en la rotación del personal. Retener talento es uno de los objetivos del Employer Branding y, si estás implementando la estrategia adecuada, deberías ver cómo se reduce el ratio de rotación de tu empresa.

 

Fuente: Talent Clue


Comparte este artículo