¿Cuáles son los síntomas de un empleado desmotivado?

La desmotivación de los empleados se traduce en falta de compromiso y un elevado coste para la empresa, todo ello aderezado con un empeoramiento del ambiente laboral y un crecimiento en la tasa de rotación. Como ves, un panorama nada halagüeño para tu empresa. He aquí donde reside la importancia de detectar un empleado desmotivado a tiempo para no dejar que su malestar se enquiste y acabe en una situación poco satisfactoria para ambas partes.

¿Cuáles son los síntomas de un empleado poco motivado? 

  • Mientras los empleados motivados van más allá de sus responsabilidades, los trabajadores desmotivados hacen el mínimo exigible. La iniciativa y el deseo de embarcarseTeam-meetings en nuevas aventuras no van con ellos. Su máxima motivación es recibir su nómina a final de mes. ¿Qué puedes hacer para evitarlo? Comunícate constantemente con tu equipo, dales feedback y, sobre todo, reconoce a quien lo esté haciendo bien. Al fin y al cabo, somos humanos y a todos nos gusta sentir que el trabajo que hacemos cada día es reconocido y útil para el fin común.
  • El 59% de los trabajadores alrededor del mundo no recomendaría su empresa como un buen lugar para trabajar. Un trabajador desmotivado jamás recomendará tu empresa a un amigo o conocido para trabajar. Y esto, en términos de atracción y retención de talento, supone un coste muy elevado. Los beneficios sociales como el Cheque Gourmet o el Cheque Transporte son medidas que te ayudarán a mejorar tu Employer Branding, contribuyendo a que tu empresa sea un lugar más apetecible en el que trabajar.
  • Un empleado también puede estar desmotivado por la distancia que marca su superior. Normalmente, muchos trabajadores sienten que no es fácil dirigirse a sus jefes y esto es lo que hay que evitar. Si tu equipo de colaboradores tiene miedo a su superior y solo quiere evitar las conversaciones con él, mal síntoma.
  • Los empleados desmotivados se quejan de su trabajo en lugar de llevarlo a cabo. Muchas veces se quejan sin un motivo aparente, es simplemente que hay algo en su trabajo que no les hace felices o, lo que es peor, que les hace infelices. Analiza la situación para intentar descubrir qué es eso que está minando el bienestar de tus trabajadores para poder ponerle remedio.
  • Un trabajador desmotivado pierde el foco con muchísima facilidad. La falta de motivación le impide encontrar la concentración e invierte el tiempo haciendo otras cosas como tomar un café, consultar las redes sociales o mirar constantemente el reloj. Cuando tu trabajo te estimula, lo hace con entusiasmo, cuando no, siempre encuentras algo mejor en lo que distraerte. Piensa qué puede estar pasando, ¿quizá está infravalorado en el puesto en el que se le ha ubicado? ¿Quizá está asignado a realizar tareas que no le hacen sentirse realizado?
Si detectas que algunos de tus empleados padecen estos síntomas, analiza las causas y ataja la situación porque, de lo contrario, la situación desembocará en un final poco feliz. Los beneficios sociales, el feedback o el desarrollo personal son herramientas a través de las cuales puedes evitar que tus trabajadores se desmotiven.

Comparte este artículo