Consejos para comprar un equipo informático

Con la llegada de septiembre son muchos los nuevos propósitos que nos marcamos, es el inicio de un nuevo curso. Uno de los más repetidos es aprender informática y aprovechar para cambiar nuestro equipo informático. Puede ser positivo para nosotros, nuestros hijos, para el trabajo, para el ocio, etc. Si ha llegado el momento de comprar un nuevo ordenador habrá que tener en cuenta algunos planteamientos previos antes de tomar la decisión final.

 

Cambiar el ordenador

 

Lo primero y más importante es tener claro el uso que se le va a dar. No es lo mismo un equipo que solo se utilizará para ocio personal y de la familia que uno con el que se trabajará, igual que tampoco es lo mismo si lo tendremos en el mismo sitio todo el día o nos moveremos con él. Las opciones más frecuentes teniendo en cuenta estos puntos son o bien ordenador de sobremesa o bien un portátil.

El ordenador de sobremesa es la mejor opción si la movilidad no está en nuestra mente. Las opciones son múltiples para personalizarlo y adaptarlo a nuestras necesidades, desde tener uno de marca, clónico o que lo monte el usuario. Hay que prestar especial atención a los siguientes componentes:

- Número de núcleos, velocidad y marca del procesador.

- Capacidad, tipo y número de discos duros.

- Número y velocidad de la memoria RAM.

- Número de memoria RAM, tipo y marca de la tarjeta gráfica.

- Lector-grabador de CD, DVD o Blu-ray.

- Monitor, teclado, ratón.

- Resto de conexiones (bluetooth, WiFi, HDMI, número y tipo de USB y lector de tarjetas…).

Si por el contrario nuestra elección es un portátil deberemos tener en cuenta el tamaño y su peso, la autonomía y las funcionalidades ya que la configuración de estos equipos son más limitadas que los de sobremesa.

Foto: ciospain.com


Comparte este artículo