Competencias profesionales o laborales. ¿Cómo desarrollarlas?

La búsqueda del talento y la retención del mismo se sitúan como valores a trabajar para las empresas con el fin de optar a obtener el mejor capital humano posible.

La idea es sencilla pero compleja de ejecutar con eficacia: conseguir a los mejores profesionales con las habilidades específicas para cubrir las necesidades para cada departamento y situación.

RELACIONADOS:

Conseguir desarrollar un mejor filtro en los procesos de selección es un reto. Para ello aparece el concepto de competencias profesionales o laborales, las cuales son propias e innatas de cada postulante a un determinado puesto laboral.

Definirlas e identificarlas son un trabajo muy detallado que puede marcar la diferencia entre un buen candidato o el mejor. Veamos un poco más sobre  las competencias profesionales o laborales y su importancia en el mundo de los Recursos Humanos.

¿Qué son la competencias profesionales o laborales?

Cuando se habla de competencias profesionales o laborales se refiere a la capacidad y aptitudes de las personas de desarrollar sus habilidades y conocimientos en el entorno laboral.

¿Qué quiere decir esto? En el actual mercado laboral existe un amplio abanico de candidatos muy bien cualificados, la diferencia entre ellos radica en el modo y forma de aplicar estos conocimientos en sus tareas.

Esto nos lleva a la conclusión, por ejemplo, que dos candidatos con el mismo currículum pueden desarrollar sus habilidades de un modo más efectivo o menos dependiendo de sus  competencias profesionales.

De ahí, la importancia de descubrir cuáles son las competencias laborales de cada candidato y valorar la idoneidad de las mismas para el puesto de trabajo requerido.

competencia profesionales

Para qué sirven las habilidades laborales

Las habilidades laborales pueden ser vistas desde dos focos bien diferenciados:

  • Empresa. Para las empresas las competencias profesionales o laborales son ese factor que hace que el candidato encaje mejor en la metodología y filosofía de trabajo de una empresa. Aporta valor en consonancia a las necesidades de la empresa contratante
  • Profesional/candidato. Las habilidades o competencias laborales con la ventaja competitiva y nivel diferenciador frente a otros candidatos.

En ambos lados, las competencias laborales ofrecen la respuesta que una empresa busca y el valor competitivo que todo candidato desea obtener en el mercado laboral.

Cuantas más competencias profesionales se puedan tener y entrenar, mejor posicionado se puede estar frente a una empresa. Y para una compañía, cuanto mejor defina las competencias laborales que desea mucho más eficaz y resolutiva será su elección.

Tipos de competencias profesionales

Podemos encontrar diferentes modos de entender las competencias profesionales y con ellos distintos modos de clasificación de las mismas.

Hemos optado por incluir un modo de clasificación muy sencillo de entender que puede servir para cualquier nicho de negocio o empresa.

Competencias laborales de tipo básico

Podemos decir que un primer nivel de la clasificación incluye factores y recursos más básicos del perfil del profesional.

Destacan dos subgrupos:

  • Competencias personales. Todas aquellas relacionadas con la educación y preparación del postulante.
  • Competencias sociales.  Todas aquellas aptitudes vinculadas a la socialización del individuo: desde la comunicación a las habilidades sociales.

Estas son competencias muy personales de cada persona y define de un modo básico un primer rasgo del perfil  profesional

Competencias laborales genéricas

Son aquellas habilidades que no son específicas para trabajar en una ocupación o industria en particular, pero es importante para el trabajo, la educación y la vida en general.

Ejemplos de competencias genéricas son la inteligencia emocional o el pensamiento creativo, unas de las más valoradas por las empresas.

Pero también son, por ejemplo: aprendizaje continuo, trabajo en equipo, orientación a resultados, gestión, planificación, resolución de problemas, comunicación, adaptabilidad, flexibilidad…

Llegados a este punto se puede observar que se trata de habilidades que no todo el mundo pueda tener  y que ya realizan una diferencia entre candidatos, especialmente las de tipo social.

Competencias laborales específicas

Son las competencias o habilidades concretas para un determinado nicho de negocio o empresa.

Así pues, son las cualidades técnicas, de aprendizaje y sociales las que mejor se adaptan a la tarea y empresa a trabajar. En este caso sí que el tipo de trabajo a desarrollar es el que marca la viabilidad de las competencias laborales del individuo.

Las empresas, en este punto, destacan y definen sus propias competencias laborales específicas según sus necesidades.

Cómo desarrollar competencias laborales

Aunque existe un tipo de competencias o habilidades que se adquieren a lo largo de la vida de una persona, en su mayoría, es posible realizar un ejercicio de desarrollo de competencias que pueda mejorar nuestro perfil profesional diseñando un rol más competitivo.

Para ello puedes desarrollar un plan específico en pocos pasos:

  1. Identifica las competencias que necesitas. En primer lugar, debes saber que competencia son requeridas para el puesto de trabajo que deseas.
  2. Identifica tus competencias. Una vez que sabes aquellas competencias que quieren las empresas o tareas  a realizar, reconoce las tuyas propias y  evalúa que falta por mejorar.
  3. Busca el medio para obtenerlas. Ya sea coaching, formación o rotación de puestos de trabajo. Todo ello puede ayudar a expandir tus habilidades de un modo rápido y con éxito.

En este último punto, participar en programas de mentoring puede ser una manera excelente de conocer y desarrollar competencias laborales específicas.

habilidades laborales (1)

Cómo evaluar competencias profesionales

Como hemos dicho anteriormente,  esclarecer las competencias profesionales puede ser un verdadero reto.

Existen algunas herramientas para evaluar las competencias laborales que los expertos en coaching organizacional suelen utilizar para dar un poco más de luz al perfil de los candidatos:

Metodología DISC  

Facilita el estudio de las personas en diferentes situaciones. Sus siglas responden a: 

  • Decisión: cómo respondemos a desafíos y retos. 
  • Interacción: cómo nos relacionamos e influimos. 
  • Serenidad capacidad de respuesta.
  • Cumplimiento la respuesta a normas establecidas.

Diagnóstico de la personalidad MBTI

El indicador MBTI se basa en 16 tipos de personalidades que son el resultado de las interacciones. Con ello queda muy claro los puntos fuertes y debilidades del candidato.

Sistema de evaluación 360°  

Un sistema para la gestión del talento de los profesionales. Muy recomendado para medir las competencias de carácter conductual. Ayuda a medir, evaluar pero también diseñar programas para mejorar las competencias.

Ejemplo de test de habilidades laborales

¿Tienes la curiosidad de cómo es un test de habilidades laborales? Pueden ser de muy distinta naturaleza, a continuación te enumeramos una serie de preguntas cuya respuesta (debe elegirse entre las opciones dadas) ayuda a evaluar las competencias de todo tipo de los profesionales ¡Toma nota!

¿Cómo organizas tu jornada laboral?

  • Según va surgiendo el día.
  • Ordeno una lista de tareas.
  • Espero indicaciones de un superior.

¿Cómo te comunicas profesionalmente?

  • Llamo por teléfono.
  • Mejor el e-mail.
  • A través de canales profesionales como Slack o Trello.

Acostumbras a tomar decisiones frecuentemente:

  • Nada.
  • Poco.
  • Bastante.

¿Eres autosuficiente para desarrollar tareas?

  • Depende de la tarea.
  • Siempre pido ayuda a un responsable.
  • Es mi modo de trabajar

Como puedes ver, no existe una respuesta 100% correcta todo depende de lo que la empresa demandante desee de sus empleados. Por ello, es importante ser siempre honesto y sincero en la realización de este tipo de test, pues a corto y medio plazo  la conducta es fácilmente identificable.

Contáctanos!


Comparte este artículo