Up Spain

¿Cómo tratar con tu jefe?

La relación que puedas tener con tu jefe influye mucho en tu día a día, no solo en el apartado profesional, si no también en el personal, en cómo nos afecta. Hay muchos tipos de jefes y hay que saber que con cada uno se debe tratar de una manera. Compartimos aquí algunos consejos para conseguir un trabajo productivo y unas relaciones positivas.

– Hacer lo que uno dice que va a hacer: nada de prometer y luego no cumplir. Uno se marca los objetivos de manera realista y debe ser capaz de cumplirlos. De esta manera podremos hacer que el jefe no esté tan encima de nosotros.

Ser proactivo: no esperar a que nos digan lo que hacer si no desarrollar tus funciones adelantándote. Pero todo esto con prudencia no vaya a ser que no sea del agrado del jefe.

Transparencia: hay que contar las cosas cuando pasan y no esperar a última hora. Tampoco es conveniente no contar la verdad y poner excusas.

Conocerse a uno mismo: debemos conocer cuáles son nuestros puntos fuertes y nuestras debilidades. De esta manera sabremos hasta donde podemos llegar y fijar unos objetivos realistas que seamos capaces de cumplir.

Preparar reuniones: cuando se tiene una reunión y nadie ha preparado nada, el responsable del grupo suele tener una sensación de frustración. Hay que hacer, como se suele decir, los deberes antes de acudir a las reuniones y más si conocemos los temas que se trataran. Exponer claramente la información y mostrar que se está involucrado.

Buscar soluciones: para muchos trabajadores el jefe es quien debe tomar las decisiones difíciles y buscar las soluciones cuando hay problemas. En este caso, cada problema que aparezca debe ser un reto para cada trabajador donde poner a funcionar el talento y la creatividad.

Datos y no solo palabras: nada mejor que un buen informe para que el jefe te escuche. Las acciones deben ir respaldadas por datos, por una historia interesante.

Actitud positiva: trabajar en un buen ambiente es lo que todos queremos. Debemos ser fuente de positivismo y buen humor, amables y cooperativos. Esto no quiere decir estar riendo todo el día, porque no olvidemos que es trabajo, pero sí hacer que el ambiente sea relajado.

Fuente: Equipos y Talento

Foto: juajopina.fileaesir.com

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online