Cómo la inteligencia artificial está reinventando los recursos humanos

La Inteligencia Artificial ve datos, mientras los humanos sentimos emociones, y esto es algo que no va a cambiar en el futuro, al menos en el futuro inmediato.

Partiendo de esta base y dejando de lado el miedo a que los robots dominen el mundo, centrémonos en el potencial que la Inteligencia Artificial tiene de cara a mejorar la eficiencia, no solo de los sistemas productivos de una empresa, sino también en los procesos de atracción y selección de talento.

Cómo puede la Inteligencia Artificial mejorar los sistemas de reclutamiento de la empresa

 

Reduce los tiempos. Los tiempos en los que una o varias personas invierten horas y horas en revisar los miles de currículums que llegan a la empresa están a punto de finalizar. Por ejemplo, una empresa que base sus procesos de búsqueda de talento y selección en Inteligencia Artificial podrá reducir sus plazos de 34 a 9 días.

La Inteligencia Artificial es el aliado perfecto para la primera fase de criba de candidaturas. A través de métodos basados en big data, los sistemas de Inteligencia Artificial orientados a la selección pueden rastrear la información del candidato a través de sus redes sociales y cualquier otro tipo de información que de él aparezca en la red. Si previamente la empresa ha definido unos criterios de lo que encajaría con su candidato ideal, el sistema podrá identificar en menos tiempo cuáles de entre todos los perfiles que optan a la vacante encajan mejor con la empresa.

Delegar esta primera fase en la tecnología, permitirá a la persona encargada de la selección de talento invertir más tiempo en otras tareas de más valor, como una atención más personalizada a aquellos que de verdad encajen con las necesidades del puesto.

Reduce los costes. Muy vinculado con el punto anterior, invertir menos tiempo en una tarea de poco valor ayuda a reducir los costes.

Mejora la experiencia del empleado. Lo hemos mencionado varias veces, el futuro de las empresas y de su productividad pasa por centrarse en la experiencia de sus empleados y mejorar su compromiso con la marca. La Inteligencia Artificial aplicada a los Recursos Humanos no va de que la tecnología eche una mano al ser humano facilitándole las tareas de poco valor, al menos, no va solo de eso. La Inteligencia Artificial va de datos. De recolectar una gran cantidad de datos y analizarlos para saber cómo mejorar la experiencia de los empleados. La información es poder y en estos tiempos en los que podemos hacernos con gran cantidad de datos, es crucial tenerlos en cuenta para mejorar. Y esto no aplica solo al departamento de Recursos Humanos.

La Inteligencia Artificial aplicada a los Recursos Humanos ha llegado para quedarse y en un futuro no muy lejano será lo habitual, mientras que los sistemas de reclutamiento que no usen Inteligencia Artificial quedarán desfasados y parecerán algo de la Edad de Piedra.


Comparte este artículo