Cómo la gamificación puede mejorar la gestión de los recursos humanos

La gamificación ha ganado mucho peso en el universo on-line de cara a fidelizar a los clientes. Mientras algunos escépticos  aún dudan del impacto que pueda tener un juego en un negocio, las compañías que han implementado estrategias de gamificación con sus clientes han descubierto que los resultados no son nada despreciables. La gamificación tiene un tremendo poder para estimular la motivación e influenciar en el comportamiento de compra del cliente.

¿Cómo funciona? La gamificación aplica técnicas de motivación de los juegos tradicionales en entornos no lúdicos, como las campañas de fidelización de clientes.

Sin embargo, los clientes no son los únicos que deben sentirse motivados y comprometidos con una marca. La fidelización, el compromiso y la motivación de tus empleados también debería ser un asunto de primer orden en tu empresa. Y en esto, la gamificación también tiene mucho que decir. Los programas de gamificación aplicados a los recursos humanos pueden ayudarte a crear un entorno en el que los trabajadores se sientan reconocidos y premiados por sus logros.

¿Cómo puede ayudarte la gamificación a mejorar la gestión de tus trabajadores?

  • Mejorar la adquisición y la gestión del talento
Puedes convertir el proceso de selección en una experiencia gamificada recompensando a los candidatos con beneficios, tangibles y en forma de conocimientos, a medida que vayan completando pasos en el proceso. Los incentivos te ayudarán a atraer a los candidatos más cualificados.hands-people-woman-working
  • Cultivar la cultura corporativa y retener a los mejores empleados

Mantener a los empleados comprometidos y hacer que se sientan parte importante del equipo es crítico para que se queden en tu empresa. Y la retención de talento es primordial para mantener la consistencia de la compañía y evitar los elevados costes de la rotación de empleados.

Puedes usar la gamificación para promover una cultura corporativa positiva, recompensando  a los empleados por la colaboración entre departamentos, dotándoles de un proceso para que hagan sugerencias de mejora o para que participen en programas de voluntariado. A través de una plataforma de gamificación podrás medir estas actividades, el nivel de participación, sus resultados… de manera que puedas motivar a los demás trabajadores a participar también.

  • Motivar a los empleados para aprender y participar en las formaciones

Completar los programas de formación con experiencias de gamificación puede motivar la acción. Si los trabajadores ganan reconocimientos y recompensas por haber completado las tareas o las misiones planteadas en la formación, es más probable que hagan de este proceso de formación una de sus prioridades. El aprendizaje es menos pesado si se toma como un juego que como una obligación.

Aplicar estrategias de gamificación a la manera en la que gestionas los recursos humanos de tu empresa te puede ayudar a crear un equipo de trabajo más activo, motivado, fiel y comprometido.

¡Prueba a hacer el juego tu mejor aliado para motivar e incentivar a tus empleados!


Comparte este artículo