Cómo cuidar la vista en la oficina

El duro ajetreo del día a día supone un reto para todo el cuerpo. Pero sin duda, uno de los órganos más castigados son los ojos. Si eres de los que pasas horas frente a una pantalla de ordenador, los habrás notado más secos y cansados. Esto se debe al hecho de que parpadeas menos mientras realizas esta actividad.

La exposición a la luz azul de las pantallas durante largos períodos de tiempo, la falta de medidas de seguridad en el trabajo y no llevar una adecuada higiene visual son tres de los factores que ponen en riesgo tu visión.

Como más vale prevenir, poner en práctica una serie de recomendaciones te ayudará a evitar males mayores.

Cuidar la vista desde dentro

Si cuidar la dieta es esencial para tener una buena salud, más aún lo es tratándose de los ojos. Para ello consume alimentos ricos en minerales y vitaminas, incidiendo especialmente en la A, B, C y E.

  • La vitamina A protege la vista sobre todo en casos de miopía, vista vitamina Acansada o pérdida de visión. En este sentido está comprobado que las zanahorias resultan excelentes para la salud ocular ya que contienen betacarotenos que favorecen la creación de esta vitamina. Los vegetales de hoja verde (cuanto más oscura mejor) y las frutas de color amarillo, naranja o verde también son ricos en vitamina A.
  • Mientras que la vitamina C se encuentra presente en los cítricos, podrás disfrutar de las propiedades antioxidantes de la vitamina E, consumiendo frutos secos como las almendras y espinacas. Estas últimas, junto al brócoli, la col y la berza son alimentos ricos en luteína. Esta sustancia ayuda al fortalecimiento de la retina y el cristalino. 
  • Las grasas saludables que contiene el pescado azul (salmón, sardina, atún, arenque, caballa y anchoa)  juegan un importante papel en el desarrollo de la vista. Además de su riqueza en hierro, zinc o yodo, este tipo de pescados aporta muchas vitaminas y una gran cantidad de omega-3.

 

Consejos para descansar la vista mientras trabajas

Para empezar, los expertos recomiendan no trabajar frente a una fuente de luz directa como puede ser una ventana o cristalera. Además, en la medida de lo posible, recuerda pestañear con cierta frecuencia (de 10 a 15 segundos) para favorecer la lubricación natural de los ojos.

Es importante que realices pausas cada cierto tiempo. En cualquier caso, no estés más de 3 horas seguidas sin levantarte de tu puesto de trabajo. Salir a dar un paseo, estirar las piernas, asomarte por la ventana, tomarte un café o hablar con un compañero son algunas de las acciones que te permitirán variar la postura y cambiar el foco de atención.

Frente al ordenador

La pantalla del ordenador debe situarse frente a los ojos y a unos 50 centímetros de ellos, quedando el centro ligeramente por debajo.

Para que los brazos puedan apoyarse correctamente sobre la mesa de trabajo, deben formar un ángulo de 90 grados. Puede parecer una distancia pequeña, pero si trabajas dos centímetros por encima o por debajo de lo Digital-Eye-Strain-1correcto estarás forzando más el brazo, por tanto necesitarás ajustar la altura tanto de la silla como de la mesa.

Asimismo, el uso de sillas ergonómicas regulables con el respaldo ligeramente inclinado ayuda a prevenir molestias en la zona lumbar

Por otro lado, es el momento de revisar la configuración de la pantalla de tu ordenador. Procura que ni el brillo ni el contraste se encuentren en valores muy elevados, porque forzarían a tu vista a trabajar demasiado. Encuentra la opción más cómoda para ti.

Evita también los reflejos de las luces del techo, ya que tener demasiada luz puede provocar jaquecas y migrañas.

Adopta estas medidas en el resto de tus dispositivos electrónicos como móvil, tablet, televisión o consola. Acostúmbrate a utilizar pantallas protectoras en ellos puesto que pueden ser muy perjudiciales para la salud visual.

Otras recomendaciones a tener en cuenta

  • Evitar el estrés
  • Realizar una actividad física regular
  • Evitar leer con poca luz o en movimiento
  • Proteger los ojos con unas gafas de sol fiables
  • No mirar directamente al sol
  • Acudir al especialista a las revisiones pertinentes
  • Evitar frotarse los ojos
  • Mantener una correcta higiene en las manos
  • No beber en exceso
  • Evitar la exposición al humo en el caso de los fumadores pasivos
  • No fumar

A través de la iniciativa Dejar de fumar, la Asociación Española contra el Cáncer ofrece ayuda gratuita específica y personalizada para hacer frente al proceso de abandono del tabaco, tanto a nivel presencial como online. Cualquier momento es bueno para ello.

Cuidar los ojos en la oficina es imprescindible para disfrutar de una buena salud visual. Adoptar a tiempo las medidas adecuadas para protegerlos se traducirá en una mejora a corto y largo plazo para alargar la buena calidad de tu vista.


Comparte este artículo