5 Consejos para gestionar mejor el tiempo como autónomo

Cuando eres autónomo todo depende de ti, nadie te va a organizar y gestionar tus tareas. Trabajar como autónomo o profesional independiente incluye ciertas ventajas, de las cuales podemos destacar:

  • Control sobre el trabajo y los clientes: Cuando se trabaja para otra persona, no se puede elegir con quién colaboras. Pero, cuando eres un profesional autónomo, puedes elegir con quién trabajar. Si no encaja bien con tu personalidad, el negocio o las filosofías de pago, puedes cambiar.
  • Eres el jefe: No tienes que responder a nadie más que a tus clientes y a ti mismo. Nadie está encima de ti o gestionando tus tareas. Eres libre de hacer lo que quieras, cuando quieras… la responsabilidad es solo tuya.
  • Lo que ganas es para ti: Restando impuestos, costes fijos y variables... pero cuanto más trabajes más ganarás, alejándote de un salario estable sin aumentos. 
  • Horario flexible: La primera ventaja de ser autónomo es que puedes trabajar cuando lo desees. Tienes la oportunidad de elegir tus propias horas, escogiendo aquellos momentos más productivos. Para muchos las mañanas son una gran franja horaria de trabajo, para otros, en cambio, la noche resulta más productiva.

¡Nos quedamos en este último punto! Aunque el horario es visto como una de las grandes ventajas del trabajo de autónomo, también se consolida como uno de las tareas más complejas de gestionar con el fin de obtener el mayor rendimiento posible.

Relacionados:

El trabajo como freelancer ofrece mucha autonomía, pero mantener esta autonomía, al mismo tiempo que haces crecer tu negocio y cumplir las expectativas de tus clientes, requiere organización y autodisciplina. 

Por esta razón, la gestión del tiempo es muy importante para los profesionales independientes. Perder el tiempo o una mala organización horaria puede hacer perder mucho dinero,  generando mucho estrés y frustración.

¿Puede administrar mejor el tiempo un autónomo? ¡Por supuesto! Te ofrecemos algunas claves para construir una rutina de horarios productiva.


Consejos para gestionar el tiempo

Como dice el viejo refrán, el tiempo es dinero. En ninguna otra parte este dicho parece más crucial que en el mundo de los autónomos.

Para cualquier profesional independiente es imperativo administrar de la mejor manera posible su tiempo. ¿Estás agobiado? ¿Vives en un continuo estrés entre tareas y tiempo?... ¡No te preocupes! Esta fase la pasan todos los autónomos y es vital para poder tomarte en serio una correcta gestión de tu tiempo de trabajo.

Existen muchas teorías y metodologías de trabajo diseñadas para una óptima gestión del tiempo, pero creemos más efectivo ofrecerte una serie de cincos consejos prácticos que te ayudarán a gestionar tu tiempo ¡Comenzamos!

1. Creación de lista de tareas razonables

Las listas de tareas pendientes son una excelente manera de mantenerse enfocado durante el día y hacer el mejor uso de tu tiempo. No todo lo puedes tener en la cabeza y aunque creas que puedes recordarlo, siempre se nos puede olvidar algo.

Escribe una lista de tareas razonable, es decir, una que sea alcanzable y racional. De nada sirve anotar 10 tareas si no vamos a ser capaces de realizar ni la mitad. Un buen método es ordenar tareas por su urgencia o prioridad, de este modo tendremos las fechas de entrega bien focalizadas.

Además, te recomendamos empezar con las tareas que menos te gusten y te resulten más aburridas, estas suelen ser de las tareas que son más importantes hacer como por ejemplo contabilizar las facturas.

Deja la lista en un lugar visible que te permita ojearla y apoyarte en ella en todo momento.

Recuerda, organizate las tareas con antelación para ir al día con todo e ir más desahogado. De esta forma, si una tarea no la has podido realizar cierto día sabrás si debes de priorizar esa tarea o tienes margen para cumplirla.

2. Establecer Horario Fijo

Pero ¿no se había dicho que el horario flexible era una gran ventaja del autónomo? Por supuesto es un buen recurso que se puede utilizar para aliviar ciertos momentos y situaciones, pero no debe guiar la metodología de trabajo diaria del autónomo.

La situación ideal es establecer un horario fijo y a partir de este, añadir los posibles momentos de “horario flexible”. Con un horario fijo potenciamos la rutina y una mejor organización: mañana, tarde o noche, depende de en qué momento puedas rendir más. También una combinación de horario fijo y flexible puede ser una buena opción.

Porque de nada nos sirve estar sentados pero sin hacer realmente nada, por lo que debemos de hacer los descansos debidos para ser productivos y centrarnos en las tareas importantes. Asimismo, debemos de llevar un control de las horas que debemos de trabajar pero que las podamos distribuir según nos venga mejor en nuestro día a día.

En lo que se refiere a las horas que hemos de invertir en nuestro trabajo, las debemos plantear según cuánto ganas por hora invertida, con esto queremos decir que has de dividir el dinero obtenido por cada proyecto que hayas realizado con las horas que invertiste en este.

3. Usa la tecnología a tu favor

A día de hoy, existe una aplicación para todo y la mayoría de ellas son gratuitas y ofrecen funcionalidades de gestión realmente atractivas.

Selecciona la que más se adapte a tu perfil y utilízala como recurso para organizar tareas, calendario e incluso realizar un seguimiento de tu tiempo para cada tarea ¡Conocerás mucho mejor en que se basa tu rendimiento!

Podemos encontrar multitud de apps y programas que serán perfectas para llevar todo al día, según la actividad que quieras realizar hay unas u otras:

  • Para gestionar proyectos, los programas más famosos y utilizados son: Nozbe, Do It Tomorrow y OmniPlan (para IOS).
  • Para medir y controlar los tiempos: Toggl, Jira, Wunderlist, Evernote...
  • Para manejar digitalmente documentos, es decir, ¿alguna vez has necesitado enviar un documento escaneado y no tenías ningún escáner cerca? Pues te recomendamos la app Scanner, con la que podrás escanear documentos desde el móvil de forma profesional.
  • Para controlar tus finanzas personales: Mint y Fintonic, son dos herramientas diseñadas exclusivamente para autónomos.

4. Trabaja en un espacio de trabajo

Este lugar debe de estar equipado para tener todo lo que necesitemos a mano y todas las distracciones que nos puedan afectar han de estar fuera de esta zona.

Para que el espacio de trabajo sea el lugar perfecto para ser eficientes y productivos, este debe de tener:

  • Un reloj, para controlar y gestionar en todo momento los tiempos de ejecución de nuestras tareas.
  • Luz, el lugar de trabajo debe de estar perfectamente iluminado, para que no nos sintamos aburridos o cansados.
  • Limpieza y organización, si lo tenemos todos desordenado puede que nos distraigamos.
  • Adornos, estos deben de ser cosas que te motiven a estar más centrado y a darle una apariencia de profesionalidad a tu zona de trabajo.

5. Control sobre las distracciones

Internet, móvil, las redes sociales… son los factores de más riesgo para bajar la productividad ¿Se puede luchar contra ellos? Quizás luchar no sea la palabra, pero si organizar pequeñas pausas para su uso.

Por ejemplo, descansos de 10 minutos cada cierto intervalo de tiempo, nos ayudarán a gestionar las distracciones de manera muy eficaz, el cerebro debe descansar para poder rendir y ser más productivo.

En conclusión, la gestión del tiempo y las tareas es algo muy personal. Lo que para algunos funciona para otros no. Al final tú mismo serás quien sepa si estás haciendo las cosas de manera correcta para poder alcanzar tus metas y propósitos de forma eficiente y productiva. Hoy en día es más sencillo gestionar tus proyectos con ayuda de las nuevas tecnologías, apoyate en ellas para alcanzar tus objetivos más fácilmente. 

Si deseas ampliar la información como sacarle partido a tus proyectos siendo autónomo, ponte en contacto con nosotros.

Contáctanos!


Comparte este artículo