4 sencillas maneras de construir tu “Employer Brand”

¿Por qué querría alguien trabajar para tu empresa? Eso es el Employer Brand, la imagen de marca de tu empresa pero de cara a un público muy concreto: tus trabajadores, los actuales y los que estás buscando.

¿Qué pensamiento viene a la cabeza de un trabajador cuando escucha el nombre de tu empresa? La mayoría de empresas invierten muchísimos recursos en construir una buena marca de cara a su mercado, a sus clientes, pero se olvidan de poner el foco en hacer marca de cara a sus propios empleados. Pero se equivocan, cuidando a tus empleados conseguirás que trabajen mejor y más contentos, lo que repercutirá directamente en el trato hacia tus clientes y, por lo tanto, en su fidelización.

employer-branding

Construir una estrategia de employer branding es sumamente importante. Según datos de LinkedIn, el 84% de los trabajadores considerarían dejar su trabajo actual si les ofrecieran un puesto en otra empresa con una excelente reputación corporativa. Además, el coste de reclutar personal se reduce hasta en un 43% en empresas cuya marca como empresa está reforzada.

Hoy te vamos a dar 4 tips para que puedas construir una marca fuerte de cara a los trabajadores. Pero debes tener en cuenta que todos están relacionados entre sí y deben trabajar de forma conjunta, como un engranaje perfectamente engrasado, para hacer una estrategia coherente y que funcione.

1. Céntrate en la cultura corporativa. Este es el más importante. No importa cuál sea tu sector ni a qué te dediques, si no trabajas duro para crear marca desde el interior de tu propia empresa, ninguno de tus otros esfuerzos dará resultados. Vivimos en un mundo híper conectado en el que los mensajes vuelan a través de las redes sociales y demás canales digitales. Si tus empleados no están contentos contigo lo dirán y harán llegar el mensaje a muchísima gente, mensaje que se extenderá mucho más de lo que puedas llegar a pensar.

Construyendo una cultura corporativa fuerte y haciendo de tu empresa un lugar en el que todos querrían trabajar, no solo conseguirás acabar con la fuga de talento sino que atraerás más candidatos a tu empresa.¿Qué es lo que más gusta a tus empleados de tu cultura corporativa? ¿Y lo que menos? Investígalo y trabaja duro para reducir sus aspectos negativos.

Conoce el impacto de los beneficios sociales en tu estrategia de Employer Branding

 

2. Deja que tus empleados sean tus mejores embajadores de marca. Parece lógico utilizar a tus empleados como embajadores de marca para que te ayuden a difundirla, ¿verdad? Siendo realistas, la mejor fuente de candidatos que tiene una empresa son las referencias de los propios trabajadores. Trabaja para que tus candidatos sean capaces de explicar la misión de tu compañía, las ventajas de trabajar en ella, para que sepan qué vacantes hay libres y, sobre todo, para que entiendan y transmitan el mensaje de tu empresa.

3. Sé activo en redes sociales. Las redes sociales son un gran canal para dar a conocer tu marca de empresa así, tu cultura corporativa y las vacantes disponibles. Encuentra maneras creativas de destacar sobre otras empresas de tu competencia para que tu empresa resulte irresistible.

4. Analiza y mejora. Como cualquier otra estrategia, el employer branding no es algo estático. La medición y el análisis son la mejor manera de saber si tu estrategia está funcionando o si, por el contrario, debes realizar ajustes. Toda la organización debe estar implicada en mejorar el proceso de construcción de marca. Recoge el feedback de tu equipo y pregunta constantemente qué podría mejorarse. Es vital que analices y midas absolutamente todo.


Comparte este artículo